« Home | No hay nada que me agrade mas que... » | Postear sobre mi vida privada: dilema resuelto » | De cómo entró José Francisco a mi vida » | PASIÓN POR LOS SANDWICHS » | No hay nada que me moleste mas que.. » | ¿Por qué nos enloquece el Mundial?..Genera la ilus... » | La segunda vuelta con el perdedor... Lo que vi y t... » | SI VAS PARA CHILE... » | In Memorian » | APUNTES DE MI ENCUENTRO CON YMA SUMAC » 

sábado, junio 24, 2006 

DUELO ENTRE LAS CENIZAS

No fue fácil. Acabo de mirar al techo una y otra vez hasta encontrar que la única respuesta a la liberación de una pena endemoniada era la escritura de un post este blog.


Aquí estoy por primera vez ante la primera situación personal que me impulsa a esta terapia bloggera, mirando las cenizas de mi alma, en pleno velorio de espíritu, pensando como será el duelo en los próximos días. Y el duelo le cae bien a este blogcito con fondo gris oscuro, tan cercano al negro, color que veo ahora cuando cierro los ojos y me acuerdo de aquello que me hizo sufrir esta tarde y que aunque no tenga que ver con una muerte física, está a punto de destruir mi optimismo.


Ahora pienso en la fatalidad: ¿Acaso hay un destino escrito para todo?. Se que la vida no es fácil, pero cuando todo parece demasiado bueno, cuando los episodios de mi existencia comienzan a lucir como la última página de un fairy tale, me pregunto si acaso no he hecho todo lo correcto para merecer un final feliz, o quizás eso del Karma es cierto y yo tengo uno bastante pesado.


Me encantó que esta semana el padre de José Francisco y Rox me escribieran palabras alentadoras. También me escribió alguien que de lejos me dio una buena noticia. Sin embargo, la semana no se coronó con happy end. Hoy fue el peor día que he pasado en el año y ahora me siento frágil. Una señal de alarma se ha activado en mi cuerpo y mi cerebro busca reservas de fortaleza que aún no encuentra... ¡Qué no me cueste tanto por favor!.


¿Qué hacer durante un duelo?. ¿Esperar al proceso natural de las cosas?, ¿levantarte a la mañana siguiente y decirte a ti mismo que nada pasó ayer?, ¿entretener a tu ego con Shopping o Spa?, ¿llorar hasta que no te queden lágrimas?...


He probado el tragar penas, pero mi cuerpo las transforma en enfermedades. Ejemplo: Si asisto al velorio de alguna persona querida (de aquellos donde hay una muerte física, al que asisto ahora tiene que ver con una pérdida diferente) no soy de las que llora, sino de las que consuela a otros... Sin embargo, una semana después debo esperar desde noches enteras de insomnio, hasta cólicos y gripes fuertes. Cuando reprimo mis lacrimales, estos le pasan la pelota al sistema inmunológico y mis defensas se van al subsuelo.

Como la represión y el llanto no me quedan, está la opción de : engríase a si mismo. Con esta alternativa pasaría tardes enteras reventando la tarjeta en los días "R" Ripley o poniéndome una mascarilla de chocolate en todo el cuerpo para terminar con un masaje tailandés... Caray, suena relajante, pero faltan largos días para fin de mes y mi magro presupuesto no alcanza más que para ver Fashion TV en el cable y echarme en la cama con unos cuatro pepinillos en la cara...bah!. Opción descartada.


¿Qué queda?: podría decir que un buen libro, sino fuera porque aún estoy en la etapa en la que crees que lo que te dijeron en la tarde no es verdad y que todo lo soñaste. En esta primera etapa, la concentración es cero.


Entonces ¿qué?... Quizás, por lo pronto, me queda reirme de mi misma, escribir en este blog y esperar recuperarme pronto de esta primera etapa, donde me siento como me sentía de muy niña, cuando daba mil vueltas sobre mi misma y luego encontraba que todo estaba distorsionado a mi alrededor y yo a punto de caerme. Me encantaba hacer lo posible para mantener el equilibrio y no terminar en el suelo, nunca en el suelo....

amiga...lamento tu perdida...no se de quien se trate pero es importante para ti y eso me basta...en mi caso, para alejar todo sirve el ejercicio...y no pensar tanto en que pena que tal persona ya no esta...sino recordar siempre las alegrias que tuve y agradecer que me dejan buenos recuerdos que a la vez me sirven para olvidar otros malos ratos...fuerza amiga mia...te apuesto a que a esa persona le gustara saber que te hace reir y no llorar.

Ánimo.
Me encantaría poder decir que no llores... pero como bien lo has dicho, reprimir los sentimientos no hacen más que debilitarnos internamente. También me gustaría tener una prosa mágica para poder alegrarte el día... y que te pases el día entre sonrisas, pero eso definitivamente no lo tengo.
Quizá lo más natural es llorar... llorar cuando sientas que tienes que hacerlo, pero sin limitarte a eso, pues cuando el llanto termina en carcajadas, es cuando mejor efecto causa en el alma.

Mi consejo: Sigue tu vida con calma, sin hacer nada por reprimir las cosas, pues nadie tiene derecho a pedirte que sigas con tu "vida normal". Eso sólo significaría que ignores lo sucedido, y eso no es correcto.

Piensa en aquella persona, ríndele honores y acepta el hecho que ya no estará más. Luego y sólo luego podrás estar tranquila y manejar tu conciencia con tranquilidad. Sólo no cometas el error de deprimirte en demasía, pues como bien dice Patty, lo más probable es que aquella persona prefiera verte reir que llorar.

Cuando me ha sucedido algo así, lo que más me ha animado es un bowl de pop corn, un gaseosa "tongo-métrica" y una película huevera. Nada me anima más que una película tipo "Spaceballs".

He ahí el secreto. Y nada... como diría el Maestro Yoda: "Que la fuerza te acompañe". Ánimo.

Si caes... te levantas, sacudes el polvo, y sigues dando vueltas.

Bueno chicos, gracias por sus palabras, pero este post lo escribí entre tanto dolor y con tantas ganas de catársis que quizás no me hice entender. Es complicado porque no quiero dar detalles en el blog, pero sepan simplemente que murió alguien, pero no fue una muerte física.. y esa pérdida dejó a mi alma quemada, hecha cenizas... Pero bien dicen que cuando uno es fuerte (creo serlo a veces) puede lograr que todo se deje atrás y que de aquellas cenizas surja un Ave Fénix... Pero cuesta, ¿saben?, sobre todo si considerabas que ese ser que se fue era la mitad de tu alma.

Oh... ya veo. En ese caso, nos limitamos al "cyber" abrazo... y al: "Estamos aquí para tí".

Perdón, no te vayas a ofender, pero, ¿has probado el psicoanálisis? A mí me funcionó muy bien. Pero claro, toma tiempo...

No mi querida amiga, no me ofendo creo en el psicoanálisis y su efectividad... parte del secreto de su efectividad es justamente el hecho de exorcisar demonios expresando la pena... esa es una de las razones por las que me animé a escribir este post.

Haberlo escrito es ya una suerte de liberación. Vomita más en tu blog o en una hoja, que para eso están.

Sabes lo que pienso, el duelo toma un tiempo. No te saltees etapas xq después vas a quedar media cocacola.

Sé que lo que te pasó es muy malo y enmerecido, xq yo que te conozco sé que eres un alma noble en verdad.

Tú eres fuerte. No te me derrumbes. Si hasta yo he podido ser ave fénix en otros momentos, ¡no vas a poder tú! Come on girl!

ESTO TAMBIÉN PASARÁ. Promesa.

Querida Monich:

En la alquimia q es la vida es nuestra voluntad la quemueve la retorta. Suena triallao peor es cierto: No hay mal q por bien no venga. Ambas sabemos q eto fue lo mejor.

Psicoanalisis, psicoterapia corporal, gestáltica, blogósfera a diario..... la que quieras, todoso los caminos ocnducen a Roma.. y además ambas sabemos q es necesario trabajr duro para lograr la felicidad, ello involucra también el darse el tiempo para trabajar en purgar sinsabores, hacer duelos, sanearnos por dentro, capitalizar el prendizaje, encarnar nuestros anhelos, aterrizar sueños y planes, repensar las cosas y emprender tareas para nutrir el ánimo positivo, q es al final nuestro principal activo en el "laboratorio vivencial" en el q estamos.

Delfina fuerte y alegre, no obsta repetir q me tienes a tu lado.

Besos

Un poco tarde quizá pero igual te envío mis buenas vibras para que puedas superar esta triste situación, sea lo que sea que haya pasado.
Un abrazote

No he podido despegarme de tu blog desde que vi tu mensaje de ayuda en mi correo, esta mañana (sí, estoy en el "grupo")...

Seguiré leyendo, pero ante este post no puedo evitar decir algo que siempre me viene bien recordar... Y conste que hace unos 3 meses también se me murió la (otrora) mitad del alma:

"Tiempo y paciencia, que hasta eso pasará".

Un abrazo.

Que linda, muchas gracias.. Aquí estoy, en proceso de convertirme en Ave Fénix

Publicar un comentario